¿Se puede pedir una indemnización adicional por daños y perjuicios por el despido de una mujer embarazada?

despido de una mujer embarazada

Esta pregunta nos la realizaron en una reunión de esta semana en la sede de BJ ABOGADO, y es muy relevante ya que ha cambiado la doctrina del Tribunal Supremo el pasado día 12.12.23.

Para empezar este tema sabemos que el despido de una trabajadora cuando la empresa era conocedora que estaba embarazada es un despido nulo de pleno derecho, y sobre dicho extremo no hay género de dudas, y en el caso que nos ocupa tanto el Juzgado de lo Social como el Tribunal Superior de Justicia así se lo concedieron pero esta no es la cuestión a debatir en el presente blog.

La cuestión es si esta trabajadora puede interesar una indemnización adicional por daños y perjuicios al saber la empresa cuando la despidieron que estaba embarazada.

En las dos instancias anteriores, antes del Tribunal Supremo, le dijeron que no se le condenaba a la empresa al abono de una indemnización por daños y perjuicios por reparación del daño moral. Ambas instancias consideran que se trata de un supuesto de nulidad por imperativo legal a causa del embarazo y que esta calificación no comporta automáticamente una lesión de un derecho fundamental, pues para ello deben aportarse indicios que permitan conectar el despido con el embarazo.

El TS concluye que el despido, en este caso disciplinario, de una trabajadora embarazada puede ser declarado o procedente si los incumplimientos contractuales alegados han quedado acreditados y merecen la consideración de graves y culpable o nulo, en caso contrario.

Por tanto, para las mujeres embarazadas la única alternativa en la calificación del despido es la de procedencia o nulidad. No obstante, señala que esta situación no excluye que el despido de una trabajadora embarazada pueda ser declarado nulo por tener como móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas o la violación de sus derechos fundamentales

Para ello, la trabajadora deber presentar indicios de vulneración de sus derechos fundamentales, que de hacerlo invierten la carga de la prueba y obligan a la empresa a demostrar que su decisión de poner fin a la relación laboral se debe a causas ajenas a la lesión de un derecho fundamental.

La nulidad así declarada no solo conlleva la readmisión y el abono de los salarios, sino que, además, obliga al juez a pronunciarse sobre la cuantía de la indemnización correspondiente por haber sufrido discriminación u otra lesión de sus derechos fundamentales, en función tanto del daño moral unido a la vulneración del derecho fundamental, como de los daños y perjuicios adicionales derivados, previa declaración de la existencia de vulneración.

En el supuesto enjuiciado no se han acreditado indicios de que el despido tuviera como móvil la discriminación por el hecho del embarazo de la mujer ni por cualquier otra causa prohibida, ni la vulneración de derechos fundamentales. Por el contrario, consta como probado que la empresa se enteró del embarazo de la trabajadora en el momento de la entrega de la carta de despido y que su despido coincidió con el de otros cinco trabajadores.

Por todo ello, se desestima el recurso declarando la nulidad del despido descartando la condena a una indemnización por daño moral.

Borja Pérez

Abogado profesional con gran experiencia. El compromiso de nuestro bufete de abogados es dar una respuesta ágil, de calidad y un servicio excelente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Si prefieres, te llamamos

Si prefieres, te llamamos